Pedalibre

Comprar una bicicleta de segunda mano

Algunos consejos prácticos

Experiencia de uno de nuestros socios que ha comprado varias bicicletas de segunda mano

Si estás pensando en comprarte una bici y te parece que el mercado de bicis de segunda mano puede ofertarte alguna interesante, intentaré orientarte sobre cómo conseguirla. Para ello me basaré en mi experiencia personal cuando he tenido que buscar una (he tenido 3 bicis de segunda mano). Ni que decir tiene que no llevo ningún tipo de comisión ni nada parecido en mis recomendaciones. Y, por supuesto, si sospechas que te están intentando vender una bici robada, ni se te ocurra comprarla, pues serás cómplice de robo.

Antonio González.


¿Dónde buscar?

En los webs de anuncios (como p.ej. http://www.segundamano.es, http://www.ebayanuncios.es), webs de ciclismo (secciones de mercadillo) y de subastas (www.ebay.es)

Hay una franquicia de venta de artículos de segunda mano, llamada Cash Converters, que suele tener bicicletas baratas de segunda mano.

Las empresas de alquiler de bicicletas venden habitualmente bicis de segunda mano de gama media-baja por renovación de su flota. En general el precio es muy bueno en relación a su calidad.

Siempre puedes preguntar en el foro o en la lista, por si hubiera alguna a la venta y te pudiera interesar.

“Revisando” la mercancía

A la hora de valorar si una bici de segunda mano vale el precio que nos piden o simplemente si está en condiciones aceptables habría que verificar varios aspectos. Previamente señalaremos unos puntos básicos para los que no sepan de mecánica.

  • Primero hay que saber qué tipo de bicicleta se desea: carretera, montaña o híbrida (mixta entre montaña y carretera). A veces una de montaña se puede transformar en híbrida cambiando las ruedas.
  • Después debes considerar el dinero que te quieres gastar.
  • Para qué la vas a usar: cicloturismo, ciclismo urbano, segunda bici para la ciudad y que duerme en la calle, ciclismo deportivo…

Una vez decidido esto hay que tener en cuenta las siguientes características de la bici:

ASPECTO

A nivel general la visión de la bici debe ser la mejor posible. En esto no suele haber problemas ya que todos tenemos esta apreciación visual estética. Pero no nos dejemos deslumbrar por el aspecto, pintura o complementos añadidos. Al menos, que te guste lo que tienes delante. Eso ya es un punto positivo. Dirá bastante del trato que haya podido tener la bici. Por ejemplo, las de montaña suelen haber tenido un trato severo en todos sus materiales. El desgaste y el deterioro de elementos pudiera ser mayor, pero no siempre es así. Las de carretera tienen un desgaste menor en los componentes ya que sufren menos por el terreno por el que están destinados a transitar. Sobre el deterioro del cuadro esto es difícil de comprobar pero sí el desgaste de los elementos que lo componen.

PINTURA

Huye de las bicis repintadas manualmente y sin cuidado.

Se ve el aspecto burdo de la pintura del cuadro. Dice mucho de que quien la pintó trató de ocultar el verdadero color por algún oscuro fin (robo, ocultación de algún defecto producido por un accidente o por pura desidia). Las zonas de óxido en el cuadro también hay que tenerlas en cuenta ya que tendremos que quitarlas más adelante nosotros mismos.

CUADRO

A veces la estructura de acero se agrieta o se rompe. Se le aplica soldadura y se tapa con pintura para no que no se aprecie.

Esta soldadura aplicada al cuadro resta dureza y características a la estructura de acero y acabara fallando con el tiempo de uso pudiendo arriesgar la integridad del ciclista al circular.

DIRECCIÓN

Al sujetar el manillar con las dos manos deberemos apretar el freno delantero. Bloquearemos la rueda completamente y echaremos el peso del cuerpo ligeramente hacia delante. Se deberá sentir una firmeza en todo el conjunto de rueda-giro de dirección-manillar-maneta de freno. Nos empujaremos frenados hacia delante y hacia atrás sin que notemos ningún leve golpeteo en alguno de estos componentes. El lugar donde gira la dirección es generalmente el sitio donde más problemas de holgura aparecen con el tiempo y con el mal trato o desgaste de la bici.

FRENOS

Comprobaremos los mandos de freno al presionar la palanca.

La holgura lateral que debe de haber debe ser el mínimo, cuanto mas holgura peor calidad o desgaste. El tacto en la frenada debe ser suave y firme al aplicar toda la fuerza.

RUEDAS

Tomaremos la rueda y trataremos de mover lateralmente la rueda delantera y trasera con respecto al cuadro. Aquí estamos comprobando interiormente si esta ajustado o con desgaste los conos donde apoyan los rodamientos que hacen que la rueda gire. Se debe notar la mínima holgura o golpeteo al moverla. Cuanta más holgura peor estará ajustada o más desgastada. También si gira libremente o tiene cierta dureza al girar.

TRANSMISIÓN

Cadena-plato delantero-piñones traseros-eje del porta-pedales (pedalier). Básicamente nos fijaremos en los dientes del plato delantero y en los del piñón trasero, donde abraza la cadena. Puede que la cadena esté desgastada y con muchos kms pero deberemos fijarnos en que los dientes estén simétricos por las dos caras del diente. Esto nos indicara entre otras cosas que cantidad de kilómetros soportaron esos componentes y si la simetría entre dientes se aprecia visualmente. Si ves que una cara del diente hace más comba que la cara opuesta es que hay que cambiar el plato o piñón. Aunque pongas cadena nueva seguirá teniendo problemas para hacer la subida o bajada de la cadena al cambiar y pedalear.

Por otra parte, para comprobar el pedalier tomaremos el plato delantero y lo trataremos de mover lateralmente. No debe de tener holgura al moverlo ya que es un componente que tiene que soporta mucha fuerza y giro producido por las piernas. De lo contrario significará que hay mucho desgaste en ese elemento y es necesario cambiarlo.

En último lugar, subidos en la bici, se comprobará si la horquilla de la dirección (donde va encajada la rueda delantera) ha tenido un golpe o no, algo que no se aprecia a simple vista. Este problema se aprecia al circular: la bici siempre se dirige a un lado a pesar de mantener el manillar recto. A la vez comprobaremos que en el rodar de las ruedas no sentimos como pequeños altibajos cíclicos. Es producido por una llanta (aro donde ataca los frenos para detener la rueda) en mal estado o unos radios (varillas que forman el circulo de la rueda) mal ajustados. Al frenar, las zapatas (pastillas de freno) bailan a un lado y otro o simplemente encuentran un obstáculo en la pista de frenada (producido por algún bordillo o piedra que haya golpeado la llanta) causando una desagradable sensación al ir deteniéndose la bici.


Más o menos estos son los aspectos técnicos a valorar más importantes. El precio irá en función de la calidad de la bici, el estado del mismo, problemas apreciados y disposición de lo máximo que hayamos pensado pagar. Considero que partiendo de una bici nueva de 350 € precio medio, por ejemplo, para una medianamente usada y nada moderna partiría de pagar máximo un tercio de esa nueva en función de su antigüedad y estado. Por lo demás habría que ir rebajando el precio a medida que se añadan problemas técnicos a la bici ya que tendrás que ir pagando esos componentes y arreglos más adelante.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 738 seguidores